Iniciar Sesión

Demos la vuelta a la montaña

by Prensa Transgrancanaria septiembre 15, 2015


10256679_868357356541619_7832815510497912605_o

Otro año más, y ya son ocho, viajando a Chamonix con motivo del UTMB. Mucho Trabajo, pero también mucho disfrute. Desde 2008 la cosa ha cambiado mucho, baste decir que, lo que antes era temporada baja en el Valle de Chamonix, ahora se ha transformado en temporada alta. Este año los hoteles colgaron el cartel de completo, los restaurantes, supermercados, tiendas de deporte y demás comercios… totalmente abarrotados, y grandes colas en todos los lugares de ocio. El ambiente es increíble, y si eres alguien en el mundo del Trail, tienes que estar allí. Está claro que el objetivo inicialde dinamizar la zona a través de un gran evento para hacerla atractiva al turismo, y con ello conseguir ingresos para todos los comerciantes del lugar, está más que conseguido. Pero vamos al tema que nos atañe. 

Demos la vuelta a la montaña

Este ha sido un año para analizar, un cartel muy grande de corredores top pero un top 20 en meta que dista mucho de los grandes nombres que aparecían en el listado de salida. ¿Qué ocurrió? ¿Por qué tantos retirados de entre la élite? ¿Por qué algunos ni siquiera llegaron al kilómetro 80? ¿Por qué decidieron retirarse y no terminar la prueba aunque fuera en puestos “de los del montón”?  Nosotros, los llamados “corredores del montón” pasamos por duros momentos durante la prueba: estómago, cabeza, dolores, molestias, sueño, etc… La mayoría de nosotros lo logramos superar de una u otra manera, durmiendo, parando a descansar, realizando curas… En todos los casos perdemos mucho tiempo, pero ¿no se supone que el objetivo de este tipo de pruebas es alcanzar la línea de meta superando las adversidades independientemente del tiempo empleado? ¿No es ese el reto?

Me ha resultado extraño ver a tantos corredores “de los de delante” tirar la toalla tan pronto y es entonces cuando pienso: ¿Será que prefieren abandonar antes de cruzar la meta en un puesto inferior al que esperaban? Cuando ven que no van a cumplir sus expectativas de carrera, ¿prefieren retirarse antes que obtener un puesto que no creen que les corresponda en meta? ¿Puede ocurrir que se sientan “obligados” por sus marcas patrocinadoras a obtener buenos resultados y esta presión vaya en contra de su rendimiento? ¿No será que muchos se deben tanto a sus redes sociales y al fenómeno fan, que han creado unas expectativas tan grandes sobre sus retos que ahora esta presión les supera? La gran mayoría de estos corredores han estado en lo más alto de los podios de las pruebas más internacionales y de repente les cuesta simplemente acabar una carrera. Extraño, ¿verdad? Y sigo con mis preguntas: ¿Es este el ejemplo con el que nos quedamos nosotros los fans, seguidores, followers o como queramos llamarnos, de nuestros héroes del running? Si hacemos caso a lo que está ocurriendo, podría parecer que la finalidad no es ser finisher y alcanzar una línea de meta que no todos pueden conseguir, sino hacerlo en un tiempo y puesto determinado. De cualquier otra manera, mejor retirarse.

Hay muchísima gente que se emplea a fondo para poder conseguir plaza para las diferentes pruebas internacionales. Luego viene el sacrificio del entrenamiento con familia, trabajo, etc. Y a todo esto se le suma la dificultad económica para afrontar el reto: pasajes, inscripciones, estancias… El único objetivo de toda esta gente es el que un día nos planteamos todos cuando comenzamos una ultra, llegar a la meta. En estos últimos años he visto a muchos de los buenos retirarse a las primeras de cambio, tirando por los suelos todos estos valores de los que vengo hablando, pero también he visto a otros tantos cambiar el chip y tirar de casta para alcanzar la meta por encima de cuales fueran sus objetivos iniciales y, en definitiva, “darle la vuelta a la montaña” como cualquier otro corredor de ultra hubiera hecho. Para todos ellos, la más grande de mis ovaciones. Ellos encarnan el espíritu del trail. A todos los demás no les vendría mal irse un rato al “rincón de pensar” y reflexionar sobre si siguen el camino adecuado y continúan disfrutando de lo que hacen.

Por Fernando González, director deportivo de la Transgrancanaria HG

Categorías: Noticias